Cupping, la técnica de fisioterapia que ha puesto de moda Rosalía

Cupping-Rosalía

Una técnica milenaria para encontrar el bienestar del cuerpo y la mente se ha puesto de moda entre varias famosos, quienes a veces lucen unas extrañas marcas circulares en sus espaldas producto de este tratamiento. Se trata del cupping.

Figuras como Jennifer Aniston, Rosalía o Kim Kardashian, han compartido su afición por este método realizado con ventosas y el cual se utiliza con diversos fines como aliviar tensiones musculares o mejorar la circulación.

¿Qué es el Cupping o ventosas?

El término viene del vocablo inglés “cup”, el cual se traduce al español como “taza”. Sin embargo, el cupping tuvo su origen en la antigua China, siendo una técnica milenaria que consiste en aplicar una serie de ventosas, la cuales pueden ser de plástico o vidrio, sobre el cuerpo del paciente y en diferentes puntos estratégicos.

De esta forma, se logra generar un efecto vacío a través del cual la ventosa se adhiere a la piel y la succiona, así como al músculo, lo cual ayuda a mejorar la circulación sanguínea y linfática.

¿Cuáles son los tipos de Cupping que existen?

Dependiendo de cómo se dispongan las ventosas sobre la zona del cuerpo, será el efecto que se consiga con el tratamiento, lo cual depende obviamente del objetivo que tenga el propio paciente.

Como masaje: Se aplica la ventosa y un aceite posterior que ayuda a deslizar la ventosa de lado a lado, logrando el efecto masajeador. Esta técina favorece la circulación de la sangre, ayuda a eliminar toxinas y mejora la zona linfática.

Con la ventosa fija: Se coloca la ventosa en la espalda de forma fija. Así se logra tratar diferentes puntos y zonas de nuestro cuerpo.

Aplicación y extracción de la ventosa: Esta técnica sólo se aplica a la espalda y consiste en aplicar la ventosa unos segundos y extraerla.

Beneficios del “Cupping”

Como ya se explicó, depende del tipo de tratamiento en el que sea aplicada está técnica para lograr este o mas cual beneficios. No obstante, en general se puede decir que ayuda a aumentar el riego sanguíneo; alivia del dolor de los músculos y los huesos, por lo que se utiliza en tratamientos alternativos para enfermedades reumáticas como es la fibromialgia o la artritis.

También se ha demostrado su eficacia para aliviar migrañas; aumenta la circulación linfática; aumenta los niveles de oxígeno en la piel y los nutrientes; favorece la activación del sistema inmunitario y es considerada una técnica depurativa.

Además, se emplea para aliviar contracturas y todo tipo de rigidez muscular, así como la hipertensión. Por otra parte, no se recomienda realizar su practica en personas embarazadas o durante la menstruación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *