Este sería el principal factor que juega en contra de Joe Biden para su nueva campaña presidencial 

Joe Biden

Tras anunciar su nueva candidatura para un segundo mandato en la Casa Blanca, muchos se preguntan si Joe Biden se encuentra en condiciones de poder asumir cuatro años más frente al gobierno de Estados Unidos. 

Muchos se preguntan si el octogenario presidente, quien ya ha dado mucho de qué hablar debido a comportamientos extraños en público, caídas y conversaciones imaginarias con personas fallecidas, tiene alguna posibilidad de ser reelecto para un nuevo mandato. 

Sin embargo, uno de los asuntos que más preocupan a los futuros votantes, es la edad de Biden y, según una de las últimas encuestas de la NBC News, los norteamericanos que lo eligieron hace cuatro años ya no lo tienen tan claro. 

Según el mencionado estudio, al menos el 70 % de los estadounidenses y el 51 % de quienes votan al Partido Demócrata se ubican en la categoría de los que no creen posible que asuma un nuevo período frente a la nación americana, alegando precisamente el tema de su edad. 

Cabe destacar que Biden se convirtió en el presidente más longevo en la historia de la nación, al asumir la presidencia con 78 años de edad en el 2021, por lo que, de alcanzar la reelección, terminaría su segundo mandato a los 86 años.  

Así mismo, estadísticas ofrecidas por el Gobierno de los Estados Unidos, revelan que la esperanza de vida promedio para un hombre de 82 años es de 6.77 años, lo cual representa 8 % de probabilidad de muerte en los próximos seis meses. 

Para apartar la mirada de este hecho evidente, el equipo que lleva a cabo su nueva campaña lo ha mostrado como un “deportista”, una vitalidad que el actual presidente ya no tiene y lo ha dejado evidenciado en varias oportunidades. 

Otro dato que no ha pasado desapercibido para los votantes es el hecho de que la actual vicepresidenta, Kamala Harris, sale en varias oportunidades en el clip de la nueva campaña, algo que no pasó con Biden cuando Obama se postuló para su reelección. 

Y es que, de seguir en la Casa Blanca por otros cuatro años y pasarle algo, sería Harris quien asumiría el poder hasta convocar nuevas elecciones. 

Ya más de medio centenar de republicanos se hacían eco el pasado año de su “preocupación” al respecto del estado de salud del mandatario, al firmar una carta a la Casa Blanca donde cuestionaban el estado cognitivo de Biden y exigían que se sometiera a una prueba de demencia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *