Identifican a presunto represor del joven manifestante de Holguín

Identifican al delator del joven manifestante de Holguín

A través de las redes sociales, activistas por la libertad de Cuba han podido identificar al presunto represor y delator del joven manifestante que, el pasado 11 de mayo, salió pacíficamente a las calles y fue detenido en Holguín.

En su perfil de Facebook, la usuaria identificada como Michaela Días García dijo que el holguinero Oscar Julián Reyes Almarales fue el mismo que en octubre de 2022, protagonizó una protesta pacífica similar en las inmediaciones del canal estatal Telecristal, donde fue arrestado con suma violencia por la policía.

Asimismo, aseguró que el agente de la dictadura o el “chivato” que aparece en los videos divulgados de la reciente protesta del centro de la Ciudad Cubana de los Parques, hablando por teléfono justo antes de detener a Reyes Almarales, se trata de Héctor Manuel Cabrera Pijuán.

De acuerdo a Días García, pudo llegar a esta conclusión a partir del video que se hizo viral, del cual hizo “una toma de pantalla y lo publiqué, con la esperanza de que alguien lo reconociera, increíblemente el mismo vio mi publicación e hizo algunos comentarios que me parecieron demasiados sospechosos…”

Según relata, tras ocurrir esto, decidió investigar en “su perfil de Facebook y mirar sus Fotografías, como pueden ver, es la misma persona, incluso en una de ellas se muestra con un Pullover verde olivo, lo que significa que ¡este individuo no es un simple chivato, sino un militar!”, concluye su post.

Hasta el momento de redactar esta nota no ha tenido más información sobre la revelación de la identidad del presunto represor o si se trata de un perfil falso más de los que emplea la dictadura cubana para acosar a los ciudadanos contrarios a ella.

Gritar “Patria y Vida, Libertad”: el único delito del manifestante de Holguín

El pasado 11 de mayo un joven de Holguín salió de forma solitaria y pacífica a pedir justicia y cambios en su país, portando en su propio cuerpo su mensaje.

Oscar Julián Reyes Almarales, residente en el Reparto ’26 de Julio’ de esa ciudad oriental cubana, cometió el único delito de gritar “Patria y Vida, Libertad”. Por el contrario, recibió de inmediato la ofensiva del régimen para silenciar su voz.

Tan solo hasta el mes de marzo y según el Observatorio Cubano de Conflictos (OCC) en la Isla se registraron más de 700 manifestaciones de protesta en la esfera pública.

Lamentablemente, tal y como le sucedió al joven Julián, la mayoría de sus protagonistas están tras las rejas y enfrentando procesos judiciales, en muchos de los cuales las penas abarcan hasta 15 años de privación de libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *